Traducir/ Translate

martes, 17 de junio de 2014

Damas de la Niebla II

Buenas chicos de nuevo volvemos a Mequinenza... como dijimos en el anterior post, volveríamos pronto y en cuanto tuvimos unos días libres para mojar las líneas en esta zona no nos lo pensamos. Ya pasado el año nuevo... libraba el fin de semana de reyes. Hable con mi chica de intentar 3 noches de nuevo a pie de agua. Mi chica acepto, estaríamos el tiempo justo  para recoger los regalos en casa  después de unas jornadas de pesca.  Pero claro son fechas de presentes y celebraciones y con el ansia por saber que eran mis regalos llegaron antes.... 4 daiwa que mi chica me dio antes de partir, para probarlos bien allí. Yo a ella la di también otro obsequio para este tiempo, un saco guapo de verdad, para que no sufriera como la ultima vez por frió, en estas fechas se hace duro y ellas necesitan un plus de confort. Una vez todo listo y cargado partimos rumbo a  esas orillas llenas de encanto....no se que tienen, pero enganchan.  La verdad yo iba con la idea de coger algún pez bueno, ya que desde la ultima vez, vi la evolución del río, sus crecidas o variaciones bruscas de nivel. Las cosas no eran tan bonitas como hace algunas semanas, el agua bajaba mas tomada , mas rápida y mucho mas fría...así que teníamos que mentalizados que seria duro pescar y mantener las posturas. Además el parte meteorológico  preveían un fuerte cierzo unas pocas de horas durante nuestra estancia. Salí del curro el viernes y con el coche cargado nos  empezamos a comernos   kilómetros rumbo a nueva aventura. A nuestra llegada la verdad la cosa pintaba bien, cielo raso, sin aire... aguas tranquilas pero muy tomadas... y esta vez había mucha mas gente pescando. Los puestos que mejor se veían estaban ocupados. Pero mareando de nuevo encontramos uno pequeño con buena profundidad, con arboles y encima estaríamos refugiados del tiempo ventoso que anunciaban. Ritual de costumbre... sacamos permisos, montamos, sondeamos y cebados ligeros, porque esta vez  el agua estaba fría de verdad y no queríamos saturar de comida las zonas. Se nos hacia de noche cuando colocaba la ultima línea... y después de la paliza del viaje sin dormir nada , fue una cena rápida y al sobre. La noche era perfecta, estrellas, poco aire y las carpas saltaban en la zona, todo salía a pedir de boca. En cuanto a los cebos no nos complicamos y fuimos a tiro echo en las 4 cañas. Dos cañas a K12 y 2 cañas LIVER, de nuevo poco pellet y  mas concretado el cebo que la ultima vez. Durante la primera noche picaron 3 carpas, dos buenas que sacamos y una que se fue en los arboles. No iba nada mal para acabar de empezar... esta claro que el frenesí de la otra vez no se iba a dar de nuevo pero habíamos salvado el bolo. Durante el día fotos de las dos grandes y de nuevo recebada de rigor. También saque una línea buscando mas agua y quizá algún gato en la lejanía. Y así fue, mientras caia la tarde, justo después de comer, una picada típica de un gato que no siente el engaño y va despacio con el montaje en la boca, mi chica clavo le gano unos metros pero enseguida se quedo trabado... me toco salir tras el con el bote... haber si conseguía por lo menos sacarlo del enganche. Pero nada... le saque de un lado, luego de otro y al tercero empezó a correr y arrastrarme hasta que me partió todo.... chasco en todo los morros...pero bueno asi es la pesca.... no siempre se gana. Caía la tarde y esperamos el temporal que precedía el tiempo... y en menos de 5 minutos cambio todo,  se puso feísimo. Agua , nubes y mucho aire... los palos empezaron a bajar como en un aserradero, llevándose y partiendo nuestras líneas... intente aguantarlas lo máximo,  pero ya con olas 50cm, rachas de aire como soplan en esta cuenca y sin poder meter la barca por el riesgo que conlleva lo de ir a remo en un pequeño bote hinchable, nos hicieron perder una noche clave.... aun así me puse la alarma del móvil tres veces, para intentar dejar las líneas y no fue hasta bien temprano, cuando el temporal amaino y pude poner las cañas en su sitio, pero ya era tarde. Dios que noche de perros hizo.... este rio no da tregua. A la mañana siguiente vimos los rastros que dejo el aire... troncos y palos  por todos laos.. perdimos la mañana abriendo el puesto para tener espacio.... y al meterme en el agua se confirmo lo peor que faltaba por pasar...; estaba gélida... le dije a mi chica; en menos de 8 h había bajado casi 4º y se situaba a 7º pelados.... yo le dije que esto no era nada bueno y que difícilmente nos haríamos con algún pez mas. Pero decimos aguantar una noche mas,,,, ya que daban mucho mejor y quien sabe si alguna gorda comería. Saque la cañas una a una al spot total esperando rascar alguna picada esa noche. Pero la suerte no llego, solo nos despertó una picada de una barca de unos franceses que se llevaron una de nuestras líneas... que bajón!!! salir a las 3am y ver ese panorama... el resto de la noche nada de nada... ni saltos, ni activad alguna... esa bajada de grados en el liquido elemento hizo daño. Con la cabeza baja, empezamos a recoger y poner rumbo a nuestra casa había que ver a la familia y entregar los regalos a cada uno... nos quedamos con un sabor agridulce ya que empezó todo bien y luego nos dimos de bruces... pero bueno este año volveremos a por la revancha, porque en inverno es una zona única para disfrutar de nuestra pesca al máximo, siempre cuando la naturaleza nos deje. De vuelta le decía a mi chica que los regalos que hemos estrenado había que quitarlos el gafe ejejeje ya sabe que dicen de eso jejejejejej si chicos soy muy supersticioso con algunos temas...aunque suene  raro, cada uno tiene sus cosas.. Un saludo y buena pesca.