Traducir/ Translate

martes, 9 de abril de 2013

Iktus: Summer Holydays I

Buenas chicos!! En este post abordamos nuestra segunda sesión de pesca en este tan popular lago Francés, ocurrió el verano pasado y fue una gran experiencia y disfrutamos como niños. Todos los años guardamos y ahorramos dinero para darnos un homenaje en forma de pesca total, me explico, poder disfrutar al máximo y llevar a cabo la pesca con todo lujo de posibilidades y comodidades, y no siendo fugitivos, como nos ocurre aquí. Esta sería nuestra segunda intentona para intentar conseguir una de las grandes cuero que habitan en este lugar, ya que el primer año no se nos dio muy bien y este año queríamos aprovechar al máximo la semana de pesca, además ya íbamos con la experiencia del año anterior y sabíamos más cosas para salir airosos de los posibles problemas. Todo empezó con la reserva, que cuesta decidir debido a que las fechas hacen que el lago este a full de gente debido al periodo vacacional, había pocos puestos libre y la verdad nos la jugamos todo a intentarlo en la cola, con el riesgo que eso conlleva. Elegimos el puesto 12, el nuevo 14, es un puesto cómodo, cercano a la zona “club” y con sombra para estar más augusto, algo necesario en las fechas que pescaríamos. Él acceso al agua es algo peliagudo de primeras, pero cuando llevas 7 días, te haces de sobra a subir y bajar esa rampita. También ofrece la posibilidad de abarcar bastante agua, y más,  como nos paso a nosotros que no teníamos puesto aledaños ocupados durante los primeros días y eso se nota. Cuenta con la entrada de un chorro de agua a lado nuestro, justo en el puesto 13 y los peces cundo hace calor están por aquella zona oxigenándose y refrescándose con el agua nueva que entra al lago.
Como es costumbre la última semana antes de ir, toca preparación de todos los equipos y cebos necesarios para disfrutar de una semana a todo confort, sin dejar nada en el tintero.Con el coche cargado partimos rumbo a Francia mi compañera de pesca y de vida , Lau. El viaje se paso volando, hablando de que si tendríamos mas suerte este año, que usar de cebo, montajes, risas, algún record..... en fin algo normal entre los pescadores durante un viaje. A nuestra llegada nos recibía un calor brutal, 37º con una humedad matadora, que hacía que el ambiente fuera asfixiante. Entramos en la tienda y nos atendió  Laurent, hicimos pagos y hablamos algo del puesto y como estaba la pesca por nuestra zona. Yo con el mono encima, quería ir al puesto yaaaa!!!! Laurent nos escolto al lugar que seria nuestra casa los próximos 7 días. Nos comento que pescaría el puesto de al lado esa misma noche, algo que nos extraño, pero salimos de dudas cuando nos bajamos del coche  y vimos el percal.  Se podría decir que llegamos en el momento preciso, al lugar idóneo, yo suspire y pensé... -!esta es la nuestra! . Sin perder tiempo empezamos con todos los preparativos bajo un sol infernal. Estábamos agotados del madrugón que nos dimos y del viaje, pero no importaba ya que cada gota de sudor que derramábamos, era sofocada mirando el agua y observando la actividad, saltos y chapoteos que nos ofrecían nuestros próximos objetivos. Tardamos mas de 3h en dejar todo apunto y poder sentarnos a deleitar nuestra vista  con el paisaje verde, el agua como un espejo y la vida que rebosa en el ambiente. Marcamos 3 spots, tocando varias zonas y profundidades, incluso vimos peces parados tomando el sol, carpas realmente grandes pegadas a la orilla opuesta que casi me hacen volver a por algo de pan y la caña de Stalking, pero por no espantarlas, dejamos una postura en una calva cercana a ellas, con la esperanza de que se arrancara no tardando mucho. También vi en una de las zonas marcadas, en la cual se veía el fondo y cebo,  la silueta de un pequeño tiburón subir y bajar,  se estaba comiendo el cebado y enseguida pensé en que no tardaría en caer en la trampa, que idílico era todo la verdad, la sesión perfecta parecía que nos tocaba ya. Antes de anochecer con el boilie de ORO FROZZEN, me bautice con uno de estos dinosaurios de agua dulce. Fue una lucha corta pero muy intensa,  me ofreció sensaciones que no había sentido en una caña hasta ese día, es algo eléctrico y brusco, y además salta fuera del agua, nada erráticamente.... algo fuera de lo común. Peso algo menos de 20kg,  era el primer pez que picaba y solo llevaban las cañas 2 horas en acción de pesca, quien me iba a decir que me iba aburrir de pescar estos peces jejej. Callo la noche y tuvimos más picadas, mi chica se bautizo también con su primer esturión, yo saque otro más.... y una brema... pero ni rastro de carpas. A la mañana siguiente volvimos a sacar bien las líneas ya que por la noche algunas se quedaron fuera ya por agotamiento. Y no tardo en volver a caer otro esturión en manos de Lau. De nuevo a sacarlas y de nuevo esperar. El día de nuevo era soleado y muy caluroso, nuestra buena suerte seguía y estábamos a tope preparando cebados y montajes para no perder un segundo. La verdad optamos por no cebar mucho, solo con 1kg de mezcla de pellet de vital de varias medidas, junto con semillas y aderezadas con Krillam, a la que posterior mente añadíamos para hace la mezcla más atrayente la Proteína Soluble de Pescado de Vital, es uno de potenciadores mas efectivos que hay, cuando lo mezclas con todo y lo hechas al agua hace una nube alucinante y suelta todos sus aceites de forma gradual, como si fuera un super-slimy eterno, ya que se tira funcionando debajo del agua muchísimo tiempo. Durante ese día conseguimos sacar 5 esturiones mas, entre 16 y 22kg. Algo que nos hizo cambiar la forma de cebar y pescar, buscando mas las carpas. Empleamos ahora cebos mas dulzones como el SB-X, la BANANA y por supuesto las semillas, aparte de tocar otras profundidades. Aunque siempre dejando una caña como hasta ahora,para que si no entraban las carpas,entretenernos con algún pez.Dicho y hecho los dos días siguientes las carpas empezaron a dar la cara, conseguimos 8 picadas carpas y se nos fueron 3.

 
Una de ellas a mi detrás de la barca, ya en la orilla, apenas de 2 metros de la sacadora, un pez masivo royal, que pasaría los 20kg o andaba cerca de ellos, fue tal el rebote que me pille, tirando la caña al césped..., cuando vi que se había ido en mi propia cara y que posiblemente no tendríamos muchas oportunidades así. Estuve de mala ostia todo el día  menos mal que  Lau me obsequio con su record de royal, con una lucha épica, que consiguió solventar con muy buen hacer
¡¡¡CHAPO VIDA!!! Además ella se monto su bajo cebo y cebado... más merito aun si cabe.


Los esturiones también seguían dando la cara,  siendo 3 mas los que nos deleitaron con sus espectaculares saltos y peleas. Además de alguna picada extraña que tuvimos con lio en los marcadores e incluso un par de gatos pequeños... todo era perfecto, demasiado bueno para durar... pero nada es para siempre y de buenas a primeras todo cambio.....mejor dicho cambio una cosa clave," el tiempo", quien haya estado en Iktus sabe lo que digo. To be continued.... Gerar