Traducir/ Translate

lunes, 7 de junio de 2010

Erase una vez, una noche de verano

Corría el verano 2009, estábamos manteniendo un cebadero con unos amigos en uno de nuestros sitios favoritos; echando mas de 25kg de comida semanal, todos los dias 4kg. La verdad hicimos mas de 3 o 4 sesiones antes de tener éxito. Demasiado calor y el viento durante las noches espantaba a los peces de las orillas.

Tras varios intentos acabados en bolo, una mañana me voy al lugar temprano a echar la última dosis de cebo antes de la pesca, otros 4kg. Por la tarde-noche llegamos mi primo y yo, montamos todo, y haber si querian comer. La noche trascurrió muy calurosa, pero esta vez estábamos pescando con un cebo estrella en el lugar, y pasó lo que tenía que pasar.... a eso de las 4 de la mañana PIIIIIIIIIIII, tras una fuerte lucha pues tenía varios obstáculos hundidos consigo meterla en la sacadera, después al saco de retención y a la mañana siguiente sesión de fotos y al agua.
Al rato llamamos a nuestros amigos para restregarles lo malos que eran pescando, siempre tiene que haber un poco de pique sano en esta pesca.

Un saludo y buena pesca
Miguel A. Martín